Loading....

Hospital Italiano Regional del Sur, Bahía Blanca, Bs. As. / Noviembre 2019

“Soy el paciente que estoy en la cama, 
llorando de emoción por la actitud de ese puñado de músicos y cantantes, 
que estremecen las almas. (…)
lo que sentí esa mañana fue tan maravilloso que no pude contener mis lágrimas….. 
un especial agradecimiento al joven tenor que terminó cantando dentro de mi habitación.”
y luego me fue a abrazar ❤❤

Carlos Pintoresco Gonzalez 

Fotos: Martín Barretta

Hospital General de Niños “Pedro de Elizalde”, CABA / Octubre 2019

Personalidad destacada de la Cultura (CABA)

Octubre 2019


En el concierto del Hospital Elizalde se hicieron presentes funcionarios de la Legislatura de la Ciudad para honrarnos con la distinción de “personalidad destacada de la cultura” a Música Para el Alma, entregado al presidente de la Asociación Civil, Jorge Bergero.

MPA agradece a todos los  músicos profesionales que hacen posible cada concierto, a todos los voluntarios, a los mecenas y filántropos que nos apoyan y a toda la gente que nos alienta y hace que este hermoso proyecto que se inició con Maria Eugenia hace 7 años siga adelante. 

Hospital de Clínicas “José de San Martín”, CABA / Junio 2019

“Ayer con Música para el alma estuvimos en el Hospital de clínicas. Muchas cosas pasan cuando las personas transitan el hall del hospital y escuchan música, una de las cosas que más pasa es que se emocionan cuando escuchan Nessum Dorma, Brindisi de Traviata o el famoso O Sole Mio, pero cuando escuchan un chamamé (cantamos sobredosis de chamamé) por lo general empiezan a moverse, a aplaudir, a hacer sapucay, pero para mi desconcierto al lado tenia una señora de unos 70 y picos de años con bastón en mano y apoyada en una columna que lloraba desconsoladamente, la miré y me dijo “es que soy de Entre Ríos”, en ese momento deje de cantar y la abracé. Y yo le digo ” yo también soy de Entre Ríos” y ella me abrazó mas fuerte.. Le pregunte de que parte era y me dijo que de Concordia, obvio le conté que mis abuelos vivieron varios años allí, y ella me agarró la mano y me dijo “GRACIAS MIJO POR ESTE HERMOSO REGALO, MI DIAGNOSTICO NO ES MUY BUENO PERO ESTA MÚSICA SANA Y ALIVIA MI DÍA” ❤
Eso es MÚSICA PARA EL ALMA..
POR ESTO SOY PARTE DE MPA..

Rodrigo Montiel (Tenor, Coro polifónico nacional)

Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”, Corrientes / Mayo 2019

Recomendamos leer la nota aparecida en Así Canta Corrientes sobre este concierto.
Video del aria “Nessun dorma” 

En este viaje acompañó una correntina, Mariela Meza de 33 años, quien a los 19 fue a vivir a Buenos Aires y ayer se reencontró con su familia y amigos mientras tocaba con este grupo de músicos. En este contexto, comentó lo afortunada que es al ser parte de una organización que busca llevar momentos de alegría y paz mediante lo que saben hacer, que es tocar instrumentos y cantar. 
“La organización hace convocatorias abiertas, cuando podemos viajamos, los músicos vamos rotando. Desde el año 2012 vivo en Buenos Aires. Somos músicos que formamos parte de diferentes orquestas”, contó Mariela a este diario.

Respecto a su experiencia, comentó que “es una tarea muy conmovedora, sentimos la energía de la gente que recibe este regalo en momentos de sufrimiento, sentimos que le cambiamos el día”. “Hoy (por ayer) siento una felicidad total por reencontrarme con gente que no veo desde que me fui, pude volver a saludar a mi profesora de violín y estuve con ex compañeros”, relató. 
“Es muy gratificante formar parte de este grupo humano, es muy solidario. Pasamos momentos muy fuertes juntos. Transitamos pabellones de oncología y esto a veces es muy difícil, sobre todo si tuviste un familiar con esta enfermedad, pero luego salimos fortalecidos, salís con el alma llena, de verdad hacemos música para el alma”, expresó la joven. 

La gratitud que reciben de parte de las personas que están en un hospital, asilo de ancianos o del cottolengo por ejemplo, además de quienes los acompañan, dice que es “muy grande”. “En Itatí la visita al cottolengo fue muy fuerte y luego, ver la alegría de ellos; también hicimos una sorpresa improvisada a las familias de La Palmira.