Loading....

Hospital Dr. Abel Zubizarreta. CABA. 30 de Mayo de 2017

“Buenas noches, Jorge y todo el equipo de Música para el Alma, 
este es un mensaje mío, personal, de agradecimiento y de reconocimiento sobre todo.
No cualquiera va a un Hospital. El mundo del hospital es el mundo de lo hospitalario del lado de la enfermedad.
(…) Ustedes se acercan al enfermo.

La palabra enfermo se usa menos y es el infirme, el que por alguna razón perdió su firmeza. Seguramente por alguna razón su alma, esa energía que nos mantiene firmes, perdió su equilibrio y ustedes desde el Alma que tienen tratan de infundir nueva savia a los enfermos.
El ser humano le escapa a la muerte de todas las maneras posibles, por eso digo que no cualquiera puede trasponer las puertas de un hospital. Y lo que ustedes hacen es acercarse al enfermo, en todas sus facetas. Por ejemplo, en todo el recorrido que ustedes hicieron hoy por el hospital. He visto a alguno de ustedes emocionarse, he visto, por ejemplo trasponer las puertas y buscar a un chiquito y tocarle casi tocándole el alma con el violín. Eso (…) por muy profesional o genio que sea del violín no lo puede hacer cualquiera. Así que, es realmente para valorar y para reconocer.

Sirvan estas palabras para animarlos a continuar esta obra, que evidentemente no tiene límites visibles, veo por el Sitio Web que han llegado a otros países. Y alentando a cada vez más personas a poder estar cerca del enfermo.
Música para el Alma, realmente un fuerte, fuerte, fuerte abrazo y métanle para adelante. A disposición.”

Dr Alberto Zori Comba
Hospital Zubizarreta, Mayo de 2017

Hogar “Corazón de María”, Quito

Ecuador, junio de 2016. Fotos de Agustín Benencia.

« 1 de 2 »

Novedades

7 de agosto de 2014

Un Milagro para Lorenzo

Valeria es la mamá de Lorenzo, un niño con epilepsia. Una de las tantas historias que conocimos en el proyecto “Música para el alma”

Ella nos contó sobre los efectos terapéuticos del llamado efecto Mozart, que ayuda a reducir los ataques en la gente con esa enfermedad. En especial, la sonata K448 de Mozart es la más indicada.

Esta es la obra que tocarán esta noche Martha Argerich y Daniel Baremboin en el Teatro Colón. Estos artistas accedieron a que Lorenzo y su mamá presencien el ensayo general de este mediodía en el Teatro Colón. Agradecemos la gestión de las autoridades del Teatro Colón, en particular de Esteban Gantzer, y al manager de Martha Argerich, Alan, quien al recibir el mail con el pedido comentó: “Qué casualidad, hoy le comentaba a Martha sobre los efectos terapéuticos de esta sonata para dos pianos en pacientes con epilepsia, algo que ella desconocía. Luego me encuentro con el mail de ustedes proponiendo la participacion de Lorenzo en el ensayo.”

Una conexión hermosa que se podrá concretar hoy. Una más y muy especial.

Agradecimiento de Valeria

Muchas gracias a Música para el Alma y en especial a Jorge Bergero, que se empeñó en conseguir a esos gigantes para que mi Lorenzo pudiera escuchar su sonata.

Toda la experiencia fue hermosa, desde que llegamos nos recibieron muy bien. Nos acompañaron amorosamente por los laberintos del teatro, nos abrieron un palco para estar cómodos. Apenas empezó el ensayo comenzaron con la K448 y Lorenzo la reconoció y se puso a mover su piernita derecha como loco, que es lo que hace siempre que está contento y entusiasmado. De más está decir que la interpretación fue un lujo. Los tres acompañantes de Lorenzo quedamos embelezados.

Muchas gracias a Laura y a Connie que nos guiaron en el teatro y al Sr. Gantzer que movió los hilos de la organización.

Y por supuesto muchas gracias a los maestros Baremboim y Argerich por su enorme generosidad.

Valeria Hadad

Hogar “Santa Isabel”, Barracas, CABA, julio 2014

2014-07-hogarSantaIsabel-destacada

Como siempre ocurre después de cada concierto de Música para el Alma, uno se queda con el “efecto MPA”: una mezcla rara de sentimientos… Por un lado, lo que genera en uno el encuentro con el sufrimiento, por el otro, la enorme satisfacción de poder aliviarlo, aunque sea por un ratito.

Qué experiencia tan fuerte es llevar música a lugares donde hay tanta tristeza y abandono… donde viven ancianos que quizás, hace mucho tiempo nadie los visita… nadie los abraza… y la soledad se les nota en los ojos y en el cuerpo. ¡Qué experiencia y que aprendizaje para nosotros! Y qué afortunados somos de poder llevarles un poquito de alegría y hacer que, al menos ese día, sea diferente para ellos… y para nosotros.

MPA es un escenario sin telón, a plena luz del día y donde el público es la realidad misma. Hoy, una vez más MPA le dio otro significado a nuestra profesión. Gracias!Laura Rizzo, soprano, integrante de Música para el Alma

Fotos de Agustín Benencia

Distinciones recibidas

Distinción otorgada por la prestigiosa organización B’nai B’rith

Fue un Honor para Música Para el Alma haber recibido el Premio de Derechos Humanos B’nai B’rith junto a la Dra. Graciela Fernández Meijide por su labor en la Conadep (Fernández Meijide tiene a su hijo Pablo desaparecido).
Luego de leer un texto dedicado a María Eugenia Rubio la creadora de Música Para el Alma, tocamos con los amigos Pablo Saraví, Freddy Varela Montero, Belén Almada, Silvina Álvarez, Pablo Hopenhayn, Natalia Silipo y Laura Delogu un breve concierto.
Nos acompañaron Silvia Cora, maestra de pintura de Eugenia en sus últimos meses y Agustín Benencia, nuestro querido fotografo.
Tambien estuvieron presentes Maia Perduca, Sylvia Barrios, Juan Trupia, Francisca Bressanelli, Celia Sekiguchi, Vanesa Tomas, Cecilia Lucero y Martina.
Gracias a todos los que pudieron ir y a todos los que acompañaron con el sentimiento aunque no pudieron estar. Esta distinción es para todos los músicos para el alma que forman parte del proyecto en todo el país y que cada mes llevan desinteresadamente música, alegría y esperanza a todos aquellos que, por estar en una situacion difícil de vida, no tienen acceso a un concierto o simplemente escuchar un instrumento o una voz en vivo.
Este premio es para todos ustedes. ¡Por mucha más Música Para el Alma!
¡Gracias B’nai B’rith! ¡Gracias Euge por tus enseñanzas y por mostrarnos el camino.!

Back To Top